viernes, 8 de junio de 2012

Arrow-marked babbler. Scrub hare.

(Gracias google por las fotos).

Mi día preferido de la semana son los domingos. En cualquier estilo de vida, en cualquier lugar del mundo, los domingos tienen un misticismo de paz delicioso. Se encuentra el equilibrio de la locura semanal, respiras descanso y si haces una parrilla, pues tanto mejor.

Los domingos aquí no son diferentes. Pararme a las 630am y salir con un café en mano a manejar por toda la reserva con Allan e Ian, de manera tranquila, me encanta. Éste domingo fuimos a manejar por ahí. Aprendernos los caminos, a buscar que el destino ocurriera y que nos topáramos con algo. Después de ver 3 rinos y preguntarle por enésima vez a Allan si me puedo quedar con alguno, de improvisto Allan dijo: Muy bien, ya que se conocen desde hace un par de semanas ¿qué animal creen que representa al otro?

Después de mucho pensarlo yo dije que Ian – mi compañero de curso- era una iguana. Es un tipo solitario, que va a su propio ritmo (lento y desesperante) y es muy metódico  en su hacer (pa veces es medio lagartija en cuanto a ciertos comentarios que hace que me provoca tirarlo a una laguna). Todo lo que está en paréntesis, yo sólo lo pensé. La diplomacia me ha costado 24 años.

Ian dijo que yo soy un Arrow-marked babbler. Un pájaro, un PÁJARO… qué buena manera de ofenderme desde el principio.

Los babbler son tipo de pájaros pequeños que van en grupo y son fáciles de reconocer porque tienen un escándalo armado todo el día. Está bien, puede que yo no sea la persona con menos volumen pero ¿un pájaro? ¿de verdad?. 
“Why?”. “Well, you are very chatty, you talk to everyone all the time, you are very outgoing and enjoy the company of other people”. Hmmm. Así que Ian me considera una persona extrovertida. Wow. Me habría gustado saber a los 15 que algún día habria podido sobreponerme a mi extrema timidez y que alguien me consideraría extrovertida, habría hecho todo más sencillo.

Después de la maravillosa respuesta de Ian, le pregunté a Allan: “¿tu qué me consideras?” Allan respondió (se nota que lo había pensado bien): “you are a scrub hare (liebre). You see them hopping around going forwards, then they stop, go on the other direction and stop again. They hop hop hop and it might not make sense to us, but it makes complete sense to the hare .That’s what’s important. If you check Ali at 8Mile (bar del staff) she’s doing her own thing, going here and there, talking to everyone in a way no one understands but if you see her, it clearly makes sense to her”.


 Yo me reí. Me hace sonreír, me pone a pensar. Quizás sí soy una liebre después de todo. Quizás es lo mejor que puedo ser. Quizás no necesito más que eso.