sábado, 22 de septiembre de 2012

El ataque del escorpión.



Después de haber sobrevivido a mi primer safari, las preparaciones para mi safari de entrevista continuaron. A mil. Súbitamente tuve que aprender todo lo que no sabia sobre las ardillas, las mangostas, otra vez las benditas termitas…

La mañana siguiente a mi safari del desastre manejábamos por un camino lleno de piedras cuando Allan sugiere que por qué no me paro aquí en mi entrevista para buscar un escorpión con mis huéspedes y hablar un poco de ellos. Es más “cool” así, los involucro en el asunto. Yo tengo mis reservas, no sé suficiente de escorpiones como para sentirme cómoda respondiendo preguntas sobre ellos. “I don’t know” es mi respuesta a la sugerencia. Allan lanza un capricho. “Fine we can try, show me how to catch one”. Con estas últimas palabras famosas nos decidimos a ir a levantar todas las piedras buscando escorpiones. Generalmente es algo muy fácil… ésta vez no. Gracias Murphy. Finalmente Sly consigue uno. “Go Allie, grab it”. Ajá y ¿cómo hago?. “Grab it by the tail”. Muy bien. A ahombrarse. Estos bichos multipatudos no son mi fuerte. Lo agarré por la cola! Bien!. Tenazas grandes, cola pequeña: no es venenoso. Lo agarro por la cola y empiezo a verlo. Wow que flexible como es capaz de enrollarse sobre sí mismo.

Ey.. está muy cerca de mis dedos.

AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH LET ME GO BASTARD!!! Fue todo lo que salió de mi boca cuando el desgraciado me pellizco entre la uña y el dedo. Le solté la cola y él se quedó guindando ahí todavía. Finalmente me dejó ir. Allan, Ash y Sly estaban sentados en el piso llorando de la risa.  Cuando finalmente se pasa el susto empiezo a reírme. Tan fuerte entre el susto y lo ridículo de la situación que empiezo a llorar de la risa.

La versión de Allan en el Lodge fue similar pero terminó en un adornado: “Allie froze like she does when she panicked and instead of putting it on her hand this thing pinced her. Her lip started shaking and she was crying. Hahahaha. Oh Allie, you’re worth your weight, this is gonna make me laugh for days”. Efectivamente, el episodio del escorpión es famoso ahora.

Lo que se les olvidó decirme cuando atrapas un escorpión es que en lo que lo agarras por la cola, lo tienes que poner sobre tu mano y taparlo con la otra para que no se estrese. Gracias. Detalles como estos hacen una mínima diferencia.

Dos días después decidimos que tenia que enfrentarme a mis demonios. Ninguna cucaracha con tenazas me va a ganar. Bring it on. Después de buscar 15 minutos bajo todas las piedras posibles conseguimos un pequeñín. Esta vez, armadas de largas pinzas, lo agarro. Pero cuando lo veo comento que siento que algo no está bien, que éste tiene cara de malo. Lo vemos y soltamos. Allan me dice: “Shit Allie, that was a Buthidae”. Buthidae siendo la familia de escorpiones con tenacitas pero venenos altamente peligroso. Esto es un chiste. No queda sino reírse.

Después de estas experiencias decidimos que era mejor para mi vida abortar la misión.  Me retiro de la vida de atrapa-escorpiones. Esto no es lo mío.